Cine y TV Estrenos Marvel Películas

Spider-Man: Homecoming

Spider-Man vuelve a casa y de la manera más literal posible, ya que después de estar bajo las ordenes de Sony en su primera película del 2002 dirigida por Sam Raimi, y tras un tibio reinicio en The Amazing Spider-Man (2012), Marvel Studios por fin ha logrado que el amigable vecino se integre a su universo cinematográfico en una película que no solo sirve para mostrarnos que este Spider-Man/Peter Parker es muy diferente a sus dos anteriores encarnaciones sino que el estudio entiende muy bien a su personaje dándonos sin duda alguna la que es quizás su mejor película después de, como no, Spider-Man 2 (2004).

Fuente: IMDb

Peter Parker (Tom Holland) comienza a experimentar su recién descubierta identidad como el superhéroe Spider-Man. Después de la experiencia vivida con los Vengadores, Peter regresa a casa, donde vive con su tía (Marisa Tomei). Bajo la atenta mirada de su mentor Tony Stark (Robert Downey Jr.), Peter intenta mantener una vida normal como cualquier joven de su edad, pero interrumpe en su rutina diaria el nuevo villano Vulture (Michael Keaton) y, con él, lo más importante de la vida de Peter comenzará a verse amenazado. 

NO ERA NECESARIA OTRA PELÍCULA EXPONIENDO EL ORIGEN DEL ARÁCNIDO Y HOMECOMING SABE BIEN ESTO

Fuente: IMDb

Es casi imposible que tras dos sagas, multiples adaptaciones animadas y después de todo lo que Spider-Man significa en la cultura popular no haya nadie que no conozca el origen de este superhéroe, por tal razones y también por el afán de presentar a un superhéroe tan conocido en un universo cinematográfico ya maduro, Marvel Studios decidió obviar el origen de Spider-Man, presentando su historia justo después de los eventos de Captain America: Civil War (2016), donde un quinceañero Peter Parker fue reclutado por Tony Stark / Iron Man para detener a un fugitivo Capitán América en un conflicto interno entre vengadores, que después de su corta participación regresa a Queens a tratar de balancear su vida entre su diario vivir como estudiante  de secundaria y su labor como superhéroe de barrio.

Lo que Marvel Studios hace con Spider-Man es imbuir al personaje de una buena vibra, haciendo que su primera aparición en el universo que le costó ocho años construir se sienta tan fresca como genuina desligándose completamente de sus dos anteriores sagas, y dándonos un personaje que encaja perfectamente en sus historias y que también se siente muy acorde a las nuevas generaciones, no por nada Tom Holland es el actor más joven de los tres que han interpretado a Peter Parker ayudando mucho para transmitir la inocencia e inexperiencia del personaje quien por un momento solo busca impresionar a Tony Stark y ganarse un lugar en las filas de Los Vengadores pero quien en el transcurso de la película y tras el desarrollo de su personaje entenderá cual es su verdadero propósito.

La actuación de Holland en la película tiene el toque perfecto entre humor y el tono de un superhéroe adolescente que tiene que lidiar con su doble vida; por un lado lo vemos ayudando a la gente de su vecindario, mientras que en otro momento está tratando de pelear con los villanos de turno, además de interactuar y tratar de entender la tecnología de su traje y por último vivir su vida como adolescente con todo lo que eso implica (dramas, burlas, enamoramientos) junto a su amigo y aliado de aventuras Ned (Jacob Batalon).

Fuente: IMDb

Otro de lo grandes aciertos de Spider-Man: Homecoming y que es una mejora con relación a las demás películas con las que comparte universo es la inclusión de un villano que no se ve tan lamentable, desechable e intercambiable, y es que las películas de Marvel Studios adolecen de un villano que sea el verdadero némesis del héroe de turno. Por eso hemos visto desperdiciado actores como el reciente Mad Mikkelsen (Dr Strange) en personajes que lejos de ser un gran obstáculo para el personaje están como una mera casualidad sin ningún desarrollo o motivo totalmente justificable.

Afortunadamente el antagonista de está película, Adrian Toomes/Vulture (El Buitre) interpretado por Michael Keaton (BirdmanBatman) es el adversario perfecto para Spidey, un enemigo que no es ni un empresario, ni un ser de otro mundo ni un tipo que busca la dominación mundial sino alguien que se mueve en el mismo terreno de Spider-Man ofreciendo razones válidas para su actuar y que enriquece enormemente tanto al personaje como a la historia y su interacción con Spidey.

Para ser una película que ha sido escrita por el director Jon Watts con la ayuda de cinco guionistas más, tanto la historia como el desarrollo de la misma fluye en perfecta armonía, teniendo así el flujo constante entre acción y humor que en este caso se ve justificable dado a la personalidad de Peter cuando está bajo el traje de Spider-Man, además de beber infinitamente de las películas de John Hughes del cual se toma algunas licencias que funciona muy bien dentro del mundo adolescente en el que se mueve el personaje.

Fuente: IMDb

Por otro lado, y como punto flojo de la película se siente una cierta incapacidad del director a la hora de rodar las escenas de acción, no son tan asombrosas como lo fue su tiempo el Spider-Man de Raimi ni gozan de esa agilidad y dinamismo con las que Webb dotó a su Amazing Spider-Man, acá las escenas en las que Spidey entra en acción no tienen ningún tipo de impacto o momento memorable.

Para lo que fue hecha, Spider-Man: Homecoming calza perfectamente en el universo cinematográfico de Marvel logrando armonía perfecta dentro de su parrilla de historias y películas, dándonos una historia que hace que por un momento lleguemos a pensar que estamos viendo por primera vez al personaje en el cine, desligándose completamente de lo anteriormente visto y empezando a labrar el camino dentro del futuro del estudio con un villano que no sólo le hace frente al personaje sino también que se puede coronar fácilmente como el mejor dentro de Marvel en los últimos años.

NOTAS DEL EDITOR (JJ:76)

Spider-man Homecoming ha sido una grata película para aquellos que disfrutamos el universo de Ultimate Spiderman, este filme nos ha ofrecido la perspectiva de un Peter Parker adolescente en su búsqueda por ser un héroe, un factor de cambio, una figura a la que admirar y durante el proceso tener que lidiar con las diferentes situaciones que rodean a una persona de su edad, las responsabilidades, el status social, el romance y el querer tener tiempo para todo lo que surge en su vida.

The Amazing Spider-Man de Webb trató de brindarnos esta faceta de nuestro querido vecino, y en parte la química que había entre Andrew Garfield y Emma Stone me hacía pensar que quizás si lograrían establecer un buen reboot al arácnido, pero la realidad es que el resultado de este reboot fue algo muy, eh, por ponerlo así ‘por poco y no pasa el examen’, en si el intento fue válido pero no nos generó escenas memorables ni diálogos inolvidables.

HABLANDO DE ESCENAS INOLVIDABLES

El ritmo que maneja esta escena y el contexto de la misma nos hace retener estas imágenes en nuestra mente, aquellos que conocemos y queremos la historia del trepamuros le tenemos mucho aprecio a la trilogía de Sam Raimi (No, a la 3 no, la 3 la odiamos), es simplemente una escena tensa y llena de adrenalina, un marco de emociones donde la esencia de Spider-Man tiene que surgir y debe brillar y debo decir que Maguire y todos los demás actores en esta escena logran sacarnos a más de uno un gesto o una lagrima.

Ese sentimiento que generan los últimos minutos de la escena es cálido y se siente

Tras un combate con el villano principal de la cinta, Peter debe apresurarse a rescatar un tren lleno de civiles, debido al afán de la situación nuestro héroe no lleva su máscara pero esta no es la prioridad. Peter no puede abandonar el lugar, debe hacer algo porque solo él en este momento puede hacerlo y los civiles también saben esto.

Esta escena es una interacción de sensaciones sin pronunciar palabra alguna, el espectador espera algo y predice que debe pasar, porque el ritmo de la cinta, su actual plano de cámara y su banda sonora nos dan pistas de esto, ver la reacción de todos estos componentes en conjunto con aquellos que están en el tren y el mismo Spidey nos dan una sensación reconfortante, un sentimiento humano muy cálido y nos hace ver que hace que Spider-Man sea el héroe que es.

The Amazing Spider-Man también tiene sus momentos, pero no despierta lo mismo que la anterior trilogía.

Y la química entre Stone y Garfield no puede rescatar esto

En cualquier caso Spider-Man: Homecoming está logrando nuevamente en nosotros lo que en algún momento prometieron las entregas de Sam Raimi y en cierta forma lo cumplieron, hasta el momento nos ha brindado escenas que si bien no son explosivamente memorables con algunas de la primera trilogía, estas contienen una carga balanceada de química, de frescura y algo de lo que Marvel Studios suele  poner en todos los productos donde se involucra.

La película no brinda buenas interacciones entre los personajes, nos trae algunos guiños que los seguidores del comic pudimos encontrar, nos brinda un villano inteligente que tal y como describe Oscar Torrado ‘No es un villano desechable’, y por sobre todo nos trae un Peter Parker que se nota que va a evolucionar y que no caerá en cosas como esta.

 

Aunque siendo sinceros, la escena no es tan mala, con el tiempo le he aprendido a coger cariño…

Cuéntanos en la caja de comentarios o en nuestras redes sociales que te pareció la película, y si no la has visto pues no te la puedes perder.

Página de Facebook: Korobeiniki

Comunidad En Facebook: Comunidad Korobeiniki

Twitter: Korobeiniki

Canal De Youtube: Korobeiniki

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *