Cine y TV Estrenos Estrenos Netflix Noticias Opinión Reseña Series Ultima Hora

Better Call Saul “Mabel” Review

Después de una año de ausencia vuelve Better Call Saul, el spin off de la aclamada serie Breaking Bad, con su tercera temporada.

Mabel

El timeline después de Breaking Bad es mostrado en blanco y negro, en contraste con los tonos cálidos que caracterizan a Saul

Con el primer episodio llamado “Mabel” esta temporada continúa exactamente en donde acabó la segunda, con Mike y Saul ambos en situaciones comprometedoras. Pero al inicio del capítulo empezamos paralelamente con la línea de tiempo que sería la actual, o al menos después de los eventos de Breaking Bad.

Si no recuerdan bien, aquí nos mostraban a Saul (James) bajo el nombre de Gene, un empleado de Cinabbon. En contraste con su personalidad y estilo de vida coloridos en Breaking Bad, aquí se nos muestra el timeline en blanco y negro y Saul como una persona totalmente distinta, no solo física sino emocionalmente.

Retomando entonces esta línea de tiempo vemos como Saul a pesar de tratar de llevar una vida sin llamar atención no deseada (Por su estatus de fugitivo después de involucrarse con Walter White) aún conserva ese instinto de abogado y pillo de dudosas motivaciones morales. Aquí vemos como un envejecido Saul presencia un robo menor, y aunque decide hacer “lo correcto”, el verdadero Jimmy sale a flote, dejándonos ver el dilema moral del personaje en este momento de su vida. Esta escena termina con otro cliffhanger que nos deja expectantes ante el destino de Saul.

Chuck y Jimmy

De nuevo a la timeline principal, el pasado de Saul aka Jimmy McGill (el abogado que quiere ayudar sin importar los medios), nos encontramos casi con la misma escena de “Klick” (T2, Ep10). Jimmy confesando su crimen a Chuck (Michael McKean), su hermano mayor.

Esta es una de las mejores escenas del episodio, por que trasmite la dualidad de los personajes de Jimmy y Chuck y la batalla moral que tiene el uno con el otro. Chuck, buscando la verdad a toda costa con un código moral inquebrantable y Jimmy tratando de ser tomado en serio a pesar de su forma de romper las reglas y su moral ligeramente corrupta.

Por unos instantes ambos logran conectarse a través de recuerdos de su infancia y olvidar su rivalidad. La frustración y melancolía que transmite Bob Odenkirk con una mirada es impresionante y es testimonio de que estos actores considerados sólo como comediantes son bastante buenos a la hora de expresar emociones mucho más profundas, al igual que sucedió con Bryan Cranston en Breaking Bad.

Por el lado de Mike recordemos que en el final de temporada había sido saboteado uno de su trabajos por un personaje desconocido. Mike siendo un personaje caracterizado por su gran inteligencia y experiencia, trata de descubrir quien lo esta siguiendo. Estas escenas llenas de detalles técnicos como timelapse y juegos de cámara deslumbran con su ejecución; un trademark de Vince Gilligan que no solo sabe exactamente qué colores utilizar si no qué trucos, para brindarnos como espectadores una gran experiencia visual además de los ya bien logrados diálogos y personajes.

Mike Ehrmantraut interpretado por Jonathan Banks

Al final Mike gracias a su experticia y «badassery» logra encontrar una manera supremamente inteligente de localizar a su objetivo. Aunque la línea de tiempo de este personaje no avanza mucho, si nos brinda un poco más de información sobre las capacidades de Mike, algo que tal vez habíamos visto superficialmente en Breaking Bad pero que no habíamos explorado tan extensamente.
Adicionalmente la actuación de Jonathan Banks es excelente, como siempre convirtiéndose completamente en el personaje.

Después de lidiar con otros problemas Jimmy parece tener todo bajo control, pero como espectadores sabemos que lo complicado apenas está comenzando. Chuck por su parte no está dispuesto a dejar que este se salga con la suya, y después de grabar su confesión decide enseñársela a Howard (Patrick Fabian) y “accidentalmente” a su asistente Ernesto (Brandon K. Hampton). Todo como gran parte de un plan que aún no se nos da a entender del todo.

De igual manera podemos ver a Kim y su evolución al lado de Jimmy, que a pesar de conocer todos sus problemas se mantiene junto a el como la luz en la oscuridad. A pesar de que no vemos mucho de Kim en este capítulo, el arco de este personaje interpretado por Rhea Seehorn , es bastante efectivo a la hora de mostrarnos como estos dos personajes tan diferentes, paulatinamente van a tomar distintos caminos. Eso también se nos muestra en el paralelo visual que hace Vince Gillian, con efectos de luz, elecciones de color y de manera más simple con los planos y los encuadres, que ya como hemos visto en episodios anteriores siempre existe un contraste entre estos.

En general el capítulo no avanza mucho en cuanto a cronología se refiere, pero nos brinda tantos matices sobre los personajes que no hace falta. Es fluido a pesar de las líneas de tiempo divididas y logra capturar a la audiencia no solo con su guión muy bien logrado si no también con aspectos técnicos e interpretaciones.
Sin duda alguna Better Call Saul trae cosas muy interesantes para esta temporada, y aunque sabemos más o menos como termina el camino de Jimmy aka Saul, logra mantenernos entretenidos y expectantes gracias a la riqueza de su historia.

Recuerden que Better Call Saul se estrena los lunes en AMC y Martes en Netflix

Los Invitamos a dejar sus opiniones en los comentarios y en nuestras redes sociales:

Pagina De Facebook: Korobeiniki

Comunidad En Facebook: Comunidad Korobeiniki

Twitter: Korobeiniki

Canal De Youtube: Korobeiniki

Facebook Comments
Margareth
Margareth
Diseñadora, gamer mediocre y cinéfila de tiempo completo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *